Marcelino Collío*: “Hay que ser capaces de parar esto de alguna forma, porque Macarena no es el único caso y porque a nosotros nos importa que hayan muchas Macarenas que protejan los territorios, pero no queremos más Macarenas asesinadas”

Fotografía obtenida de internet

Fotografía obtenida de internet

Mari mari pu peñi, mari mari pu lamgnen, mari mari wenuy. Inche Marcelino Collío, suegro de Macarena Valdés. Primero agradecer que ustedes se hayan tomado esta mañana para venir a conversar sobre estos temas. Sacarle tiempo a su descanso, a sus temas propios de familia.

Lo segundo es que efectivamente en este nuevo aniversario de la muerte de Macarena hay un montón de cosas que inevitablemente reviven. Y aparece el dolor, aparece la rabia, aparece la impotencia, pero también aparece la esperanza. Y sobre eso queremos trabajar. Macarena, como ya muchos saben, era una mujer que vivía en Santiago, que armaron familia por acá con mi hijo, pero un día decidieron vivir en el territorio y asumir un desafío de vivir una vida distinta, apegada a la naturaleza, con una vida más comprometida con la historia mapuche. Y se fueron a Tranguil. Un lugar hermoso, tiene muchos ríos, muchos lagos, mucha montaña, mucho bosque nativo, mucha gente cálida, hermosa. Pero tiene también gente que ha llegado de otros lados a dañar esos espacios, a dañar el territorio. Y en esas personas está esta empresa, que se denominaba RP Global, y que hoy día cambió de nombre y se llama RP Arroyo. Para nosotros puede cambiar de nombre 10 veces, 20 veces, mil veces, pero van a seguir siendo los mismos responsables de la muerte de Macarena, y nosotros vamos a seguir insistiendo que nuestra lucha es por verdad y justicia. En estos años, en estos dos años, la verdad es que las responsabilidades no solamente han sido de esta empresa, es también del Estado, que no fiscaliza y que deja manga ancha para el empresariado que llega a los territorios a invadir, a atropellar. Esta es una empresa que no pasó por el Sistema de Evaluación Ambiental. Esta es una empresa que no hizo Consulta Indígena. Y ahí tenemos dos grandes irregularidades. Pero, además, esta empresa se instaló en un terreno que tiene dueño, que es la familia Quillempan, ellos son los dueños del territorio y ellos nunca autorizaron a esta empresa a que se instalara. Entonces, cuando ocurre la muerte de Macarena, el Estado, la empresa, la Fiscalía, el Servicio Médico Legal de Valdivia, todos se confabulan para decir que este fue un suicidio y, por lo tanto, la Fiscalía investiga un suicidio. Y nosotros decimos no, porque aquí hay antecedentes que dicen lo contrario. El día anterior dos representantes de la empresa RP Global llegaron a la casa de la señora Mónica Paillamilla, dueña del terreno donde vive mi hijo y su familia, a dejar amenazas, a decir que se tenía que ir y que si no se iba algo malo le iba a pasar a la familia del Collío. Al día siguiente Macarena aparece colgada. Y en estos dos años, la Fiscalía en dos oportunidades intentó cerrar el caso. Una fue el siete de marzo, que salía acá en el video, y esas imágenes corresponden al día que fuimos a decirle a Fiscalía que no tenía que cerrar el caso, que no podía cerrar el caso. Por la presión de las comunidades que llegaron ese día, la Fiscalía accedió a seguir investigando, pero un suicidio. En agosto cerró el caso definitivamente y se tuvo que abrir por el informe pericial que hizo el médico Luis Ravanal. Ese informe era tan contundente que la Fiscalía Regional no se pudo negar a reabrir el caso. Y eso obligó, entonces, a hacer una exhumación del cadáver de Macarena, pero una exhumación del cadáver con muchas irregularidades, con muchas trampas por parte de la Fiscalía, al punto que cuando se saca el cadáver no hay bolsa de sellado para trasladar ese cadáver. Y al final, después de más de una hora de alegato, se debe tranzar en que se va a sellar el vehículo que transporta a Macarena desde Panguipulli a Santiago. Pero, además, cuando el médico Luis Ravanal hace la autopsia de Macarena acá en Santiago, el Servicio Médico Legal de Santiago no le entrega ningún respaldo, ningún apoyo técnico para que realice la autopsia. Y la tiene que hacer solo. El único apoyo que tiene es de un fotógrafo que, además, hace un video.

Esa segunda autopsia es clara y categórica en su resultado, porque además del médico Luis Ravanal, está la señora Carmen Cerda, que es la máxima autoridad forense en este país, que es la que hace los análisis de los tejidos que se sacan de aquella autopsia. Y la médica Carmen Cerda dice que al momento de ser colgado, este cuerpo no tenía vida. A Macarena la asesinaron antes de colgarla. Aquí hubo intervención de terceros. Pero además dice que el médico Enrique Rocco, que es el que hace la primera autopsia en el Servicio Médico Legal del Valdivia, fue un negligente, porque no hizo bien su trabajo, porque mintió. Y eso está dicho. Y, por lo tanto, entonces nosotros decimos que, científicamente hoy día nosotros hemos logramos demostrar que a Macarena la asesinaron. Esto no es un invento nuestro. Y, por lo tanto, hoy día exigimos que el Estado, la Fiscalía, investigue un asesinato. Y este Estado y la Fiscalía hasta el día de hoy se niegan a asumir la investigación de un homicidio. Es más, hoy día esta Fiscalía se está jugando por objetar la autopsia de Luis Ravanal. El Servicio Médico Legal de Santiago, que tenía que entregar el resultado de esta misma autopsia y de estos mismos análisis en junio, al día de hoy todavía no los entrega. Entonces aquí hay no solamente una responsabilidad de quienes asesinaron a Macarena, sino que también de este Estado que permite que pasen cosas tan terribles como esta, y no se hace cargo. Pero además hoy día continúa la impunidad, porque los servicios que deberían hacer la investigación con todos estos antecedentes, hoy día postergan o cuestionan la posibilidad de investigar. Entonces, hay aquí una situación de doble daño, de doble maldad. Pero también aquí nosotros tenemos que apuntar más alto, porque hay otras responsabilidades. Esta es una empresa extranjera, empresa de capitales austriacos, que llega a Chile por el convenio que hay con la OCDE, que es la alianza de los países más industrializados a nivel global. Y esta empresa llega con el respaldo del Estado austriaco. Por lo tanto, hoy día también es legítimo que nosotros exijamos al Estado austriaco que se haga cargo de lo que está exportando, porque hoy día no solamente está exportando tecnología, sino que también daño ambiental, asesinato a nuestra gente y eso es un tema que tiene que terminar. Entonces, en estos dos años, al cumplirse estos dos años, la verdad es que nuestras reflexiones como familia, aparte de todos los momentos duros que hemos pasado, también nos importa hacer un llamado, dos llamados concretos. Primero, hacer los máximos esfuerzos por detener la impunidad que existe en este país, de atropello a las comunidades. Hay que ser capaces de parar esto de alguna forma, porque Macarena no es el único caso y porque a nosotros nos importa que hayan muchas Macarenas que protejan los territorios, pero no queremos más Macarenas asesinadas en los territorios. Y eso hay que pararlo. Y, por otro lado, pu peñi, pu lamgnen, nosotros no queremos seguir llorando toda la vida a nuestros muertos y, por lo tanto, también el llamado es a organizarse para construir una fuerza política capaz de cambiar este país. Este país está enfermo. Este país está corrupto, desde las raíces hasta la cima de este Estado. Y esto hay que cambiarlo. Mientras esto se mantenga, la verdad es que los territorios no tenemos ninguna seguridad de que se vaya a respetar la vida de nuestra gente. Hoy día la lamgnen preguntaba por los hijos de Macarena y Rubén, dentro de lo posible están bien. Pero también hemos tenido que hacer grandes esfuerzos para protegerlos, para que sigan creciendo y desarrollándose en forma libre. No es fácil. No es fácil. Pero los que nacimos para vivir con dignidad, asumimos la lucha desde el principio hasta el final. Y hoy día, desde nuestra realidad, llamamos y convocamos a organizarnos para seguir esta lucha y para cambiar este Estado de forma definitiva. Pu peñi, pu lamgnen, chaltumay.

*Intervención de Marcelino Collío, suegro de Macarena Valdés, en el Nütram Mujeres por la Defensa del Territorio: Criminalización y Resistencia. Miércoles 15 de agosto de 2018. Cobertura realizada por radio Inkieta.

Comparte con nosotr@s : Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *