Boletín Pichikeche N° 33. Editorial. Diversas luchas, un solo propósito: defender la vida

banersuperiorboletin70

Las diversas luchas que están llevando a cabo tanto los pueblos indígenas en Latinoamérica, como las comunidades mapuche en el Wallmapu, dan cuenta de un propósito que nos interpela a todos: defender la vida. Y, como es de público conocimiento, estas diversas luchas, que se despliegan en distintos territorios de este país llamado Chile y en el resto del Abya Yala, han tenido como respuesta de parte de los Estados-nación la criminalización y el encarcelamiento de distintos dirigentes y, en lo más extremo, la muerte y asesinato de cientos de líderes y liderezas que defienden la vida, así como de comuneras y comuneros que enfrentan esta violencia. No obstante, y a pesar de las múltiples violencias que experimentan los pueblos indígenas y el pueblo mapuche en particular, su lucha no ha cesado, precisamente porque lo que buscan es defender la vida y, de modo particular, defender su forma de vivir en equilibrio con la naturaleza y los seres que en ella habitan.

La diversidad de luchas que despliegan las comunidades indígenas para hacer frente a las múltiples violencias que experimentan, se han desarrollado en distintas dimensiones. Claramente, una de esas dimensiones tiene relación con la defensa de sus territorios, de sus modos de concebir la realidad y su estrecha relación con la naturaleza. Es así como el pueblo mapuche y sus comunidades han comenzado, desde hace ya años, ha desarrollar procesos de fortalecimiento de su cultura e identidad, a través de la revitalización del mapuzungun, de su arte y de su propia epistemología, por utilizar un concepto de la cultura occidental. También han comprendido que para hacer frente a estas múltiples violencias deben defenderse de un sistema jurídico que, como han señalado distintos abogados y especialistas, es visiblemente racista. Esto último ha traído consigo largos procesos judiciales donde han debido enfrentar prolongados períodos de encarcelamiento y una criminalización de la cual los medios de comunicación tradicionales tienen una gran cuota de responsabilidad, así como una ausencia del debido proceso. No obstante, y gracias al irrestricto apoyo y defensa de abogados y abogadas comprometidas con la justicia, mucho de estos casos han terminado en la absolución de las y los imputados. Uno de los casos emblemáticos de este último tiempo es el conocido como Luchsinger-Mackay, donde la machi Francisca Linconao y los 11 peni imputados salieron absueltos, luego de pasar más de un año y medio en prisión preventiva, como eufemísticamente se señala.

Esta nueva edición del boletín Pichikeche ahonda en distintos procesos desplegados por los pueblos indígenas y las comunidades conscientes del valor de la vida para hacer frente a la profundización del sistema capitalista extractivista. De este modo, se presentan tres artículos que constituyen la transcripción y edición de las ponencias de Alberto Curamil, werkén de la comunidad mapuche Pancho Curamil de la comuna de Curacautín; de Óscar Olivera dirigente social de la lucha conocida como Guerra del Agua desarrollada en Cochabamba, Bolivia, hace ya más de diez años atrás; y de Rodrigo Mundaca, dirigente de Motadima, que ha liderado la lucha de las y los habitantes de la provincia de Petorca por la defensa del agua. Estas tres ponencias se desarrollaron en el marco del conversatorio Resistencias Territoriales en Abya Yala. El Agua, el Territorio y la Vida, organizado por el Instituto de Geografía de la Universidad Católica de Valparaíso. El cuarto artículo, elaborado por la trabajadora social, educadora y pobladora Priscilla Souza, profundiza en la situación que han debido enfrentar las mujeres mapuche frente a las múltiples violencias de que son presa las comunidades, así como las consecuencias que estos episodios han provocado en las niñas, niños y adolescentes mapuche. El quinto y último artículo constituye una reseña del Atlas Mapuche Mapu Chillkantukun Zugu: descolonizando el mapa del Wallmapu, Construyendo Cartografía Cultural en Territorio Mapuche, editado por Pulof Editores y elaborado por Miguel Melin, Pablo Mansilla y Manuela Royo.

De este modo, y de manera humilde, se intenta contribuir al proceso de visibilización de la violencia estructural que experimenta el pueblo mapuche y, en especial, las niñas, niños y adolescentes miembros de sus comunidades. También se intenta contribuir al proceso de visbilizar otros modos de concebir la relación del ser humano con la naturaleza, en este caso específico la relación con el agua, elemento vital para la existencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

El agua no la vemos sólo como un recurso que nos permite vivir, sino también como una fuerza que nos permite mantener nuestro equilibrio. Alberto Curamil, Werén de la comunidad mapuche Pancho Curamil

Junto con saludarlos a cada uno de ustedes, a mis hermanos mapuche, mis hermanas mapuche si hay alguna presente por acá; a los amigos no mapuche, personas que vienen a representar alguna organización. A cada uno de ustedes les da mi saludo. También mencionar en mi corta introducción el por qué estoy acá. Vengo de la novena región, como dice el Estado; vengo de la comuna de Curacautín, una comuna que se instaló hace 130 años, aproximadamente. Vengo de un lof de nombre Radalko; un lof que existe aún y que habían hecho desaparecer a los mapuche de ahí. También vengo de la comuna de Ercilla, cerca al sector de la comunidad Temucuicui. Una comunidad emblemática en esta lucha, en este proceso de reivindicación y en donde se han vivido diferentes procesos. En este sentido, también somos descendientes de aquellas luchas que estamos llevando hoy y que tenemos que asumir nosotros a estas alturas, siendo aún persona joven. No alcancé a conocer a mi papá, él falleció supuestamente cuando yo tenía un año y dos meses. Él era una de las personas que organizaba a su comunidad, a su sector, la comunidad Pancho Curamil, que hasta el día de hoy sigue trabajando, sigue recuperando. Fue una persona que se organizó y se articuló en diferentes organizaciones, también como en ese tiempo estaba la dictadura cívico-militar y por ahí también él se anduvo coordinando para poder enfrentar aquel régimen. Bueno, una larga historia… leer más

“Cómo el agua puede cambiar la vida de la gente en cuanto a su visión y a su propia práctica cotidiana”. Oscar Olivera, uno de los principales líderes de los manifestantes contra la privatización del agua en Bolivia . El resultado de estas protestas fue un evento conocido como la Guerra del Agua de Cochabamba.  

Muy buenas noches a todas y a todos, mi nombre es Oscar Olivera, vengo de Cochabamba, Bolivia. Fui trabajador metalúrgico durante 40 años. Dirigente sindical y vocero de importantes movimientos sociales en Bolivia a partir del año 2000. Actualmente soy jubilado y trabajo en construcción de sistemas de captación de agua de lluvia y huertos familiares y escolares en las zonas periurbanas y en el campo, en el departamento de Cochabamba. Y me dirán ustedes ‘¿qué hace un metalúrgico aquí hablando del tema del agua?’ Y es que el agua a mí me cambió la vida totalmente, hace aproximadamente 18 años atrás, en 1999, cuando el gobierno boliviano privatizó a través de una ley y un contrato de concesión por 40 años de la empresa pública de Cochabamba, la privatización del agua. Es por eso que vengo a testimoniar de cómo el agua puede cambiar la vida de la gente en cuanto a su visión y a su propia práctica cotidiana; y la fijación de nuevos horizontes personales, individuales y colectivos, como se ha dado en mi caso. Yo creo que esta mesa un poco quiere resumir que los testimonios que puedan decir acá, son testimonios que definitivamente no son aislados. No importa la distancia en la que se encuentren estos procesos de resistencia y de construcción, sino más bien contenidos comunes que tienen. Leer más…

¿Por qué hoy día hablamos de la necesidad de recuperar los bienes naturales comunes para el pueblo pobre? Rodrigo Mundaca, Ingeniero Agrónomo. Secretario del Movimiento por la Defensa del Agua, Protección de la Tierra y Respeto al Medio Ambiente MODATIMA

Tengo la impresión que cuando se habla de agua, hablamos del bien natural más indispensable para la vida de las personas. Sin embargo, del agua también depende la vida de los vegetales, el funcionamiento de los ecosistemas, el desarrollo de las economías locales. Me han pedido que hable de la lucha por la recuperación del agua en la provincia de Petorca, de la resistencia que se libra en ese territorio del cual fue testigo mi amigo y hermano Oscar Olivera, que lo tuvimos tres días en el territorio y recorrió la provincia en extenso. La provincia de Petorca en particular, constituye el epicentro nacional de la violación del derecho humano al agua, el epicentro nacional del robo de agua, el modelo más claro, más nítido, más ejemplificador del modelo agroexportador extractivista que ha provocado que vastos sectores de la población se bañen por presa o que, finalmente, se naturalice la entrega de agua a través de camiones aljibe. En la provincia de Petorca, solamente entre el año 2014 y el año 2016, los que mal han administrado el Estado han tenido que invertir 12 mil millones de pesos comprando agua dulce y arrendando camiones aljibe. Antes de hablar de algunas particularidades de la provincia de Petorca, quisiera hablar del contexto. ¿Por qué hablamos de bienes naturales comunes? ¿Por qué hoy día hablamos de la necesidad de recuperar los bienes naturales comunes para el pueblo pobre? ¿Y por qué lo hacemos aquí, en esta universidad en particular o en este centro de extensión donde no tenemos muchas posibilidades de hablar? Me parece que esta debe ser la segunda vez que hablamos en un espacio de la Universidad Católica. No hemos sido muy bien tratados por esta universidad, entonces voy aprovechar mi tiempo para decir algunas cosas que pudieran indignarlos, irritarlos. Leer más…

La resistencia mapuche con cuerpo de mujer y rostros de infancia. Priscilla Souza Smart,Mujer, Pobladora, Trabajadora Social, Educadora, Madre de Dahmir y Amali, Red de apoyo a la resistencia Mapuche y desde poblaciones

A nivel mundial existe una crisis por la depredación voraz que genera sobre la vida y la biodiversidad el modo en que se expresa en lo físico la ideología neoliberal y el capitalismo sobre el planeta. Vemos como los grandes grupos económicos en nombre del progreso y del desarrollo, que hoy se presenta sin fronteras, globalizado, irrumpe con furia en los territorios más recónditos, generando escases, contaminación, esclavitud laboral, violencia en las relaciones entre humanxs, vulneración hacia los y las niñxs. Por esto se genera un envenenamiento progresivo de la población con una promoción de la alimentación basura, que produce enfermedades asociadas al progreso, llamadas enfermedades NO TRASMIIBLES o ENT, como la diabetes, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, como así también el incremento de depresiones, cáncer, crisis de pánico, fibromialgia, muchos padecimientos que están en la línea de lo psicosomático, es decir indican un malestar emocional profundo. Leer más…

Reseña Atlas Mapuche: Mapu Chillkantukun Zugu: Descolonizando el Mapa del Wallmapu, Construyendo Cartografía Cultural en Territorio Mapuche. Miguel Melin, Pablo Mansilla, Manuela Royo

Los procesos de Pacificación de La Araucanía y la Campaña del Desierto, llevados a cabo por los Estados de Chile y Argentina, respectivamente, provocaron una profunda re-estructuración de los territorios mapuche en ambos lados de la cordillera. La anexión de los territorios mapuche a los Estados Chileno y Argentino, también marca la inclusión de estas áreas geográficas a la economía capitalista global, a través del proceso de acumulación por desposesión que se despliega hasta el día de hoy a ambos lados de la cordillera de los andes. Esta re-estructuración, como plantea el Atlas, provocó un profundo proceso de des-territorialización que afectó –y sigue afectando- las relaciones que el pueblo mapuche establece con su espacio geográfico. Mirado este proceso desde el conocimiento propio (mapuche kimün), como señalan los autores, se constata que esta transgresión a la relación de la sociedad mapuche con su territorio implica una amenaza directa a la existencia del “ser” mapuche, pues el territorio no es un simple escenario o soporte material de la existencia, sino su fundamento mismo. Leer más…

Comparte con nosotr@s : Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *